Visitar Lanzarote y sentir que estás en otro planeta

Visitar Lanzarote es una experiencia única en la vida, el lugar es tan diferente a lo que la mayoría de la gente está acostumbrado a ver, que es precisamente la diferencia, lo que hace a Lanzarote un destino tan encantador.

Sus desoladas tierras volcánicas salpicadas de pequeños pueblos de color blanco virginal, conforman una bonita estampa para el recuerdo. A todo esto le añadimos sus paradisiacas playas y un clima agradable durante todo el año que junto a su gastronomía, principalmente el pescado fresco y los vinos malvasía, hacen de Lanzarote un destino perfecto para unos días de relax.

Qué visitar en Lanzarote para sentirte en otro planeta

Hay múltiples lugares de interés por toda la isla, yo voy a hablar de los que considero que no se deben perder, para tener una idea general de los paisajes volcánicos de la isla.

Visitar Lanzarote: Playa del Papagayo

Visitar Lanzarote: Playa del Papagayo

Lo ideal es alquilarse un coche durante nuestra estancia y explorarla por nosotros mismos. El transporte público se puede usar en algún momento puntual, pero estar todo el día dependiendo de él, no vale la pena. Hay que tener en cuenta que la frecuencia de los autobuses no es la misma, ni por asomo, que en cualquier gran ciudad.

Parque Nacional de Timanfaya

No nos podemos ir de Lanzarote sin visitar el Parque Nacional de Timanfaya. Situado en el suroeste de la isla, ocupa una superficie de 52 km cuadrados. Se formó a partir de sucesivas erupciones acaecidas entre los años 1730 y 1736 en una primera fase. Más tarde, a finales del siglo XIX tuvieron lugar varias erupciones más, pero de menor intensidad.

Timanfaya

Timanfaya

Bajo el subsuelo, todavía hay bastante calor acumulado, de hecho hay varias fumarolas y en el restaurante se cocina la carne sobre un pozo por el que emana el calor. También está el clasicorro paseo sobre camellos, para el que le gusten esas gaitas.

Desde el centro de visitantes se puede contratar un pequeño tour en autobús, es la única forma de adentrarse en el parque ya que está prohibido hacerlo con el vehículo propio. Es un pequeño recorrido entre coladas volcánicas de diferentes tipos, un infierno en la tierra, el lugar es sobrecogedor.

La Caldera Blanca de Tinajo y Volcán de La Corona

Si tenéis ganas de caminar, yo no me perdería tener estas vistas de la Caldera Blanca de Tinajo:

Visitar Lanzarote: Caldera Blanca de Tinajo

Visitar Lanzarote: Caldera Blanca de Tinajo

Su impresionante cráter de 1.200 metros de diámetro es el mayor de la isla. El sendero comienza en la localidad de Mancha Blanca y está bien señalizado, el camino no es duro, pero el sol pega bastante fuerte así que es recomendable llevar gorra o sombrero y agua. El recorrido, ida y vuelta son aproximadamente 10 kilómetros. Desde lo alto tendremos unas fantásticas vistas del Parque Nacional del Timanfaya, este es sin duda un punto obligado de visitar en Lanzarote para sentirnos en otro planeta.

Otro volcán interesantes que visitar en Lanzarote es el Volcán de la Corona en el norte de la isla. El sendero comienza en el pueblo de Ye, son solo 5 km de recorrido, ida y vuelta. A esto tendremos que añadir otro kilómetro más si descendemos al interior del volcán. El camino está perfectamente señalizado, no hay pérdida, eso si, la subida al volcán es un poco dura y más si tenemos pensado entrar al cráter, ya que para salir tendremos que subirlo otra vez.

Aquí os dejo unas vistas de Google Earth de los dos volcanes, es un pasada poder recorrerlos a pie ¡¡¡

Caldera Blanca y Volcán de La Corona

Volcán de La Corona y Caldera Blanca

La Geria

Durante las erupciones de Timanfaya, una de las zonas más fértiles de la isla quedó sepultada por una capa de lapilli o como se dice en Canarias, “picón”. En algunos lugares llegó a alcanzar los tres metros de espesor.

Gran parte de esas tierras eran de las más fértiles de la isla, así que la catástrofe fue aún más grave. Años después el ingenio de los agricultores lanzaroteños dio con la solución, ya que no se podían cultivar papas, cebollas, tomates o millo que eran los cultivos tradicionales de la zona, se empezó a cultivar viña. Se hicieron grandes hoyos en el picón, de tal manera que la cepa está sembrada sobre la tierra fértil mientras el picón que las rodea, tiene dos funciones: Por un lado evita que el poco agua que llueve se evapore y también capta agua del rocío por las mañanas.

Visitar Lanzarote: viñedos en La Geria

Visitar Lanzarote: viñedos en La Geria

Por supuesto la visita no estará completa sin pasar por alguna bodega y probar los vinos de la isla, especialmente los hechos con la variedad de uva Malvasía, todo un emblema de Lanzarote. Hay varias bodegas por la zona de la Geria, y la mayoría ofrecen visitas guiadas.

Viñedos en La Geria

Viñedos en La Geria

El Risco de Famara y el Mirador del Río

Quizás sea el mirador más espectacular de la isla, desde lo alto se puede ver la Isla de la Graciosa y los islotes que la rodean. El Risco de Famara es el punto más alto de la isla, unos 670 metros sobre el mar. El mirador es obra de César Manrique, todo un icono de la isla y persona clave para que hoy en día podamos observar una isla de lo más cuidada, que sigue resistiendo, a duras penas, el envite de los donantes de sobres.

Mirador del Río Lanzarote

Vistas de la Isla de la Graciosa desde el Mirador del Río

Mirador del Río

Más vistas desde el Mirador del Río

También podemos visitar la Isla de la Graciosa, se puede hacer noche en tienda de campaña, es gratis, solo se necesita sacar un permiso con anterioridad. Recorrer la isla a pie o en bicicleta es una excelente opción para los amantes del senderismo, eso si, es recomendable llevar gorra o sombrero y crema solar. Las playas de la pequeña isla, son de postal.

Isla de la Graciosa

Playas en la Isla de la Graciosa

¿Cómo llegar a Lanzarote?

Pues no queda otra que ir en avión, a no ser que estemos en otra isla canaria, que también podemos ir en barco. Hay varias compañías de bajo coste que vuelan a la isla, como por ejemplo EasyJet

 

 Lecturas recomendadas y guías de Lanzarote

Cuadernos de Lanzarote I de José Saramago. El nobel de Literatura se trasladó a vivir a la isla en 1993 y en este libro nos cuenta su día a día en la isla

Mararía. Novela de Rafael Arozarena, adaptada para al cine en por Antonio Betancor en 1998. Conmovedora historia que narra la vida de una anciana que en su juventud era tan bella que todos se quedaban prendados ella, lo que fue su perdición.

Guía Azul Lanzarote (Guias Azules)

 

Isla de La Graciosa

y con esta otra playa de la Isla de La Graciosa me despido

 

Suscríbete y recibe un correo mensual con las novedades de este blog ¡¡¡

 

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This