Visitar Edimburgo, no podrás parar de pasear por sus calles

Edimburgo, la capital de Escocia, es una ciudad fascinante, ¿Qué ver en Edimburgo? Pues la ciudad entera, hasta el último de los rincones, y no estoy exagerando.

Las calles de Edimburgo son por sí mismas su mayor atractivo. Se conservan muchas construcciones de la época medieval, a parte del trazado de gran parte de su centro histórico, estas construcciones junto con sus calles empedradas y un clima donde predominan las lluvias y la neblina le dan a Edimburgo un aura de ciudad misteriosa que tiene muchísimo encanto.

La mejor época para visitar Edimburgo es en primavera o verano, más que nada porque en invierno hace un frío que pela, pero vamos, en realidad se puede visitar cualquier día del año. En el mes de agosto se celebra su conocidísimo Festival de Edimburgo, la ciudad se peta así tenéis que tenerlo en cuenta para el tema del alojamiento.

tejados-Edimburgo

El medio de transporta ideal para recorrerla no es otro que vuestras dos piernas, Edimburgo es una ciudad para visitarla caminando, sin prisas. En cualquier rincón puede haber algún callejón estrecho lleno de historia, encanto y misterio.

visitar Edimburgo: Old Town

Old Town desde Princes St.

Edificios-Edimburgo

Aquí os dejo un mapa de la ciudad:

Mapa Edimburgo

En su centro histórico podemos distinguir dos zonas, la Ciudad Vieja (Old Town) y la nueva (New Town). Vayamos por partes:

Qué ver en la ciudad vieja de Edimburgo (Old Town):

Old Town es sin duda el barrio con más encanto de la ciudad, y el que concentra la mayoría de lugares de interés que visitar.

En su zona más elevada, un tapón volcánico de la época terciaria, se encuentra el Castillo de Edimburgo y el resto del barrio se encuentra colina abajo, o más bien “tapón abajo”.

visitar Edimburgo

Entrada al Castillo de Edimburgo

Durante la Edad Media toda esa zona estaba amurallada, el número de habitantes comenzó a crecer pero el espacio era reducido, así que la ciudad empezó a crecer hacia lo alto, con edificios de varios pisos. Toda una novedad para la época, aquello tenía que ser una especie de Nueva York pero sin tanto glamur y hipsters atusándose el pelo.

Tanta gente en tan poco espacio y las casi nulas medidas de higiene de la época provocaron que sus habitantes sufrieran mil y una plagas de peste negra.

visitar Edimburgo: Castillo de Edimburgo

Castillo de Edimburgo desde Princes Garden

El Castillo de Edimburgo ha sido utilizado como atalaya defensiva desde el siglo XII, aunque hoy en día se usa para fines civiles. En su interior, tras pagar 15 libras, podemos visitarlo prácticamente entero.

Entre otras cosas podemos ver el Tesoro Real escocés y la Piedra del Destino, que no es un trozo de roca del Monte del Destino de Mordor, sino que una piedra del tipo arenisca donde coronaban a los reyes escoceses hasta que Eduardo I se la llevó a Inglaterra, donde permaneció durante nada más y nada menos que 700 años.

Si estáis en el castillo a la una de la tarde, podréis asistir al cañonazo, antiguamente se usaba para dar la hora, hoy en día la verdad es que no se me ocurre otra utilidad que la propiamente turística. También podéis visitar los impresionantes salones ceremoniales del catillo, la Capilla de Santa Margarita y el Mons Meg, un impresionante cañón del siglo XV. Todo ello aderezado con unas bonitas vistas del resto de la ciudad desde lo alto.

Visitar Edimburgo: tejado de la estación de trenes

A la salida del Castillo nos encontramos con una enorme plaza en pendiente conocida como Castle Esplanade, desde donde comienza la Royal Mile o Hign Street, la calle más famosa de la ciudad. Toda esa zona hay que explorarla porque tiene multitud de callejuelas bastante interesantes. Un poco más abajo nos topamos con la Catedral de San Giles.

Visitar Edimburgo: Castle Esplanade

Visitar Edimburgo: Castle Esplanade

En mitad de la calle, en el tramo conocido como Lawnmarket podemos visitar Gladstone´s Land, una casa construida en el siglo XVI llena de objetos de la época donde os explicarán como se vivía por aquel entonces en la ciudad. Una visita que a mí, personalmente, me pareció prescindible.

Visitar Edimburgo: Catedral de San Giles

Visitar Edimburgo: Catedral de San Giles

High-Street-Edimburgo

Continuado calle abajo, al final, nos topamos con el Palacio de Holyroodhouse, que hoy en día continúa siendo la residencia oficial de la Reina Isabel II en Escocia, junto al palacio está la Abadía de Holyrood, su estado ruinoso le da mucho encanto la verdad. En esa zona, también sobresale el moderno Parlamento Escocés, que está muy bien integrado entre tanto edificio histórico.

Palacio Holyroodhouse y Abadía de Holyrood

Palacio Holyroodhouse y Abadía de Holyrood

Bueno, y si tenéis ganas de caminar, y yo os lo recomiendo encarecidamente porque tendréis la mejor panorámica de la ciudad y sus alrededores. Podéis seguir caminando hacia el Parque de Holyrrod, para subir a Arthur’s Seat, un volcán ya extinto al que se accede tras una horita de caminata, el último tramo es un poco empinado, pero nada del otro mundo, eso sí, puede que esté algo embarrado si ha llovido.

Vistas de la ciudad de Edimburgo desde Arthur's Seat

Vistas de la ciudad de Edimburgo desde Arthur’s Seat

Otro lugar bastante interesante de la Old Town es la calle Grassmarket, lleva de pubs con mucho ambiente donde comer y tomarse unas copas, el ambiente por las noches es fantástico.

Toda esa zona incluyendo las calles adyacentes Cowgatehead, Victoria St, Candlemarket Row, etc están plagados de locales para todos los gustos y colores, muy cerca de allí está la Universidad de Edimburgo y la Biblioteca Nacional, sin duda otro de los atractivos de Edimburgo es su animada marcha nocturna.

Muy cerca de allí se encuentra la estatua de  Bobby, el perro más famoso de Escocia, estuvo durante 14 años junto a la tumba de su dueño. Al final, los habitantes de la ciudad, se encariñaron con él e incluso le hicieron una estatua.

bobby-Edimburgo
También en esa zona, en la calle Chamber´s Street, está el Museo Nacional de Escocia.

Qué ver en la ciudad nueva de Edimburgo (New Town):

Junto a la Old Town, separado de esta por los Princes Garden y la avenida Princes Street está la New Town, que aunque se llame ciudad nueva, de nueva no tiene nada, se empezó a construir a mediados del siglo XVIII.

Princes Street desde Calton Hill

Princes Street desde Calton Hill

La calle Princes Street tiene numerosos atractivos, aparte de unas vistas espectaculares a la Old Town y del castillo, podemos ver el Monumento a Sir Walter Scott, uno de los escritores más importantes de la historia del Reino Unido y autor de obras tan conocidas como Rob Roy Ivanhoe. Está considerado el inventor de la novela histórica tal como la conocemos hoy en día.

Monumento a Sir Walter Scott

Monumento a Sir Walter Scott

Justo al lado se encuentra la National Galery, la entrada es gratuita y podemos admirar obras de Velázquez, Van Gogh, Monet, Rembrandt y un largo etcétera.

Si seguimos caminando por Princess Street llegaremos a Calton Hill, un bonito parque desde donde se ven unas magníficas vistas de la ciudad e importantes monumentos como una especie de faro dedicado al Almirante Nelson y el Monumento Nacional de Escocia, un conjunto de columnas al estilo clásico griego, que en principio fue un homenaje a los caídos en las guerras napoleónicas.

Visitar Edimburgo: Monumento en honor al Almirante Nelson en Calton Hill

Monumento en honor al Almirante Nelson en Calton Hill

La New Town también tiene una animada vida nocturna con multitud de pubs y restaurantes, sobre todo en las calles Queen Street, Young St y Rose St. La noche aquí es más bien para personas con algunos añitos más de los que les gustaría, en contraposición a la zona universitaria de la Old Town donde el ambiente es más juvenil.

Calton Hill

Calton Hill

Calton Hill

Calton Hill

Por último también es muy recomendable un paseo por el río Leith, sobretodo en una zona conocida como Dean Village. Un lugar encantador lleno de casas antiguas de piedra del siglo XVII a orillas del río, está muy cerda de la Ciudad Nueva, en el cruce de la calle Queenferry St con el propio río.

Bueno y esto ha sido todo, hay algún museo que se puede visitar como el Museo Nacional de Escocia o el de Retratos, pero si tenéis poco tiempo yo me dedicaría a pasear por la ciudad.

Si os sobra tiempo, también podéis ir a visitar el barrio de Leith, en la desembocadura del río, un lugar tranquilo y marinero, donde podéis visitar el Royal Yacht Britannia.

Casas-Edimburgo

Royal-Mile-Edimburgo

¿Cómo llegar a Edimburgo?

Para llegar a Edimburgo desde España hay varias opciones, entre ellas Easyjet tiene vuelos a bajo precio desde Madrid, Palma de Mallorca, Tenerife y Alicante

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. El Monumento a William Wallace en Stirling - […] historia y vayamos a la ciudad de Stirling, que se encuentra a tan solo a 50 minutos en tren…

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This