Subida al Parque Nacional del Teide

Hace unos días vino a visitarme un amigo de Valencia que nunca había estado en la isla. A parte de salir de fiesta y beber como si se fuera a acabar el alcohol en el mundo, no podía falta alguna visita por la isla.

Sin duda el Parque Nacional del Teide era la visita prioritaria, así que para allá nos fuimos. Eso si, nada de subir hasta el Teide por las rutas tradicionales, subimos con un 4×4 por pistas de tierra por la ladera de Güímar. Una pista en bastante mal estado en el que pasas de prácticamente el nivel del mar, hasta los 2.000 metros de Izaña, donde está el Observatorio Astronómico del Teide, en apenas 35 km.

El día amaneció nublado, lo que en principio parece una faena, en realidad no lo es, atravesar esas nubes y descubrir detrás de ellas un sol radiante sobre Izaña es otro aliciente más para el camino.

Subida al Teide: mar de nubes bajo Izaña

Subida al Teide: mar de nubes bajo Isaña

Este es el recorrido que hicimos visto con Google Earth:

Subida al Teide por Anocheza

Subida al Teide por Anocheza

Atravesamos el pueblo de Güímar, camino del Mirador de San Martín, está al final de la subida por la ladera. Una vez arriba vino la sorpresa del día, algún desalmado había abandonado a dos cachorritos, una hembra y un macho, dentro de una caja de cartón. Apenas tendrían un mes de vida, así que se unieron a nosotros, también iban a ver el Teide ese día. Miren que cosita:

PB115879PB115882

Por cierto, desde el mirador se ven unas magníficas vistas de todo el Valle y de La Montaña del Socorro, un volcán extinto que es zona protegida y también se puede visitar. En un día claro también se ve la vecina isla de Las Palmas de Gran Canaria.

Subida al Teide: Montaña del Socorro desde el Mirador de San Martín

Montaña del Socorro desde el Mirador de San Martín

Si miráis el Valle de Güímar veréis como está flanqueado por dos laderas casi verticales y como todo el valle es en pendiente, Desde las montañas hasta el mar apenas hay zonas llanas. Parece como si a todo ese espacio de tierra le faltara una “cuña”. Pues bien, la teoría más aceptada que explica cómo se formó el valle es la de un corrimiento de tierras hacia el mar, tal como se ve en esta figura.

Menos mal que fue hace algunos millones de años, porque la que se lió tuvo que ser tremenda. Según el estudio de donde está sacada la anterior imagen, se deslizaron unos 120 kmde piedras.

Continuamos por la carretera en dirección a La Medida y a unos pocos metros hay un desvío a la derecha, es el mismo camino que hay que tomar para hacer el sendero de las mil ventanas del que otro día os hablaré. Esa zona se conoce como Anocheza.

Subida al Teide: Mar de nubes

Mar de nubes

subida-al-teide

 

Es ahí donde comienza lo bueno porque durante casi todo el trayecto la pendiente es bastante pronunciada. Al principio la carretera está asfaltada, se pasa por una zona donde hay algunas casas y muchos agricultores tienen pequeñas plantaciones de vid, papas, o simplemente son parcelas abandonadas. Luego, una vez llegas a la corona forestal, ya la pendiente es menor, aunque lo que si son mayores son los socavones en la carretera. Ni se os ocurra meteros por ahí sin un vehículo apropiado.

Atravesando las nubes camino del Teide

Atravesando las nubes camino del Teide

En un día nublado, como nos tocó a nosotros, esteréis un buen rato conduciendo entre la niebla, pero no suele ser muy muy espesa. Por el camino hay un interesante túnel de cipreses y alguna pequeña plantación de manzanos.

Túnel de cipreses

Túnel de cipreses

Prácticamente el final del bosque coincide con el final de las nubes, algo que no es casual ni mucho menos. Normalmente a la altura de 2.000 metros sobre el nivel del mar desaparecen los árboles quedando simplemente vegetación rastrera, donde la retama es sin duda la planta más abundante.

Subida al Teide

El agua de la que viven los pinos llega al suelo mediante un fenómeno conocido como lluvia horizontal, el agua se condensa sobre las hojas de los pinos cuando las nubes los atraviesan y luego cae al suelo. De hecho, si te metes en el bosque, parece que está lloviendo.

Subida al Teide

Se acaba el bosque y comienza el paisaje lunar típico de la zona

Teide

Teide

Una vez en Isaña, ya se puede tomar la carretera que atraviesa el Parque Nacional del Teide e ir a visitar todos los lugares de interés que hay en él.

Atardecer desde el Parque Nacional del Teide

Atardecer desde el Parque Nacional del Teide

subida al Teide

Esas dos “montañas” que se ven a lo lejos es la isla de La Palma. La de la derecha es la Caldera de Taburiente y la de la izquierda es Cumbre Vieja

subida al Teide

Esta no se ve muy bien pero la isla de enfrente es La Gomera, también con su mar de nubes y el sol poniéndose detrás

teide

El Teide y el Roque Cinchado (la antigua imagen del billete de 1000 pesetas)

El Teide, ya atardeciendo

El Teide, ya atardeciendo

Bueno y esto ha sido todo, por último añadir que los dos cachorritos ya tienen dueños, la hembra se quedó con una amiga del pueblo y al macho lo vinieron a buscar desde el norte de Tenerife, un matrimonio al que le había llegado el anuncio vía facebook.

PB115972

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This