Ruta por los templos de AngKor, 3 días en bicicleta [Día uno]

Los templos de Angkor son uno de esos sitios a los que hay que ir una vez en la vida SI o SI.

Se trata de la antigua capital del imperio Jemer, imperio que en su momento de máximo esplendor dominó Indochina. Hoy en día, cerca de la ciudad de Siem Riep enCamboya quedan los restos de esa grandiosa civilización.

ruta por los templos de Angkor

vista frontal de Angkor Wat

El lugar es inmensamente grande, yo estuve 3 días y me faltaron cosas por ver, aunque no quise quedarme un día más porque tras tres días estaba ya empachado de templos y ruinas. De todas maneras, en esos tres días me dio tiempo a ver más que suficiente.

Al principio dudaba si alquilar un Tuc Tuc, o una moto pero al final me decidí por una bicicleta e ir a mi aire, la verdad es que fue un poco paliza pero me encantó la experiencia. Aparte de poderme saltar las colas que se forman a la entrada y la salida de algunos lugares.

ruta por los templos de Angkor

Mapa templos de Angokor

Para que os hagáis una idea de lo grande que es aquello, desde Siem Riep hasta la entrada de los templos hay 5 kilómetros. Las taquillas para comprar la entrada, que va con fotografía incluida, que te sacan en el momento, están a medio camino.

El día de antes marqué las rutas que iba a seguir en el mapa y a correr ¡¡¡. Al principio pensaba hacer la ruta larga en dos tramos pero al final decidí ir un día a la zona del Angkor Wat y la ciudad amurallada y el segundo a los alrededores del Ta Prohm. Roulos lo dejé para el último día.

Ruta por los templos de Angkor: DIA UNO.

ruta templos de Angkor

Ruta por los templos de Angkor: PRIMER DÍA

A las 7 de la mañana estaba en pie y tras el desayuno empecé a pedalear hasta el templo de Agkor Wat, cuando llegué me di cuenta que el sol estaba justo detrás del templo, yo no sé mucho de fotografía pero eso de disparar con el sol en frente no es buena idea, así que seguí de largo y decidí dejarlo para la vuelta.

Mi primera parada fue el templo hindú de Phonm Bakkeng, situado en lo alto de una colina, justo después de pasar Angkor Wat.

Phnom Bakkeng

Phnom Bakkeng

Desde lo alto de la colina se ven unas bonitas vistas panorámicas que incluyen las vistas de las torres de Angkor Wat saliendo de entre la selva, una vista que no te puedes perder. Al final del recorrido regresé a ese lugar a ver la puesta de sol, de las mejores que ha visto en mi vida. Eso si, aquello esta petado de gente.

Vistas desde Phbom Bakkeng

vistas desde Phbom Bakkeng

Ruta por Angkor vistas desde Phbom Bakkeng

más vistas desde Phbom Bakkeng

A continuación me dispuse a entrar en Angkor Thom por la puerta sur, una ciudad amurallada inmensa construida por Jayavarman VII con una gran cantidad de templos para visitar en su interior. Hay que cruzar un puente sobre el foso que lo rodea lleno de estatuas, en lo alto de la puerta hay una estatua gigante del propio Jayavarman que te mira como diciendo “aquí mando yo”.

puente de entrada a Angkor Thom

Puente de entrada a Angkor Thom

La primera parada fue en el templo de Bayon, que se encuentra justo en el centro del recinto. Bayon es un templo construido al estilo budista en el siglo XII. Es famoso por las casi 200 caras sonrientes que hay esculpidas en sus más de 50 torres.

templo de Bayon

Templo de Bayon

cara del templo de Bayon

Cara del templo de Bayon

detalle templo de Bayon

Estatua esculpida en las paredes del templo de Bayon

Un poco más hacia el norte, a la izquierda está otra zona repleta de templos que no hay que perderse, el primero es el templo de Baphuon, al que se accede por una bonita pasarela que atraviesa una zona arbolada.

Templo de Baphuon

Templo de Baphuon

A su alrededor estaba todo lleno de piedras y es que el templo se encontraba en plena restauración. Es un templo budista con forma de pirámide con una estatua de un Buda reclinado en su interior, también desde lo alto se ven unas bonitas vistas de la zona.

Pasarela de entrada al templo de Baphuon

Pasarela de entrada al templo de Baphuon

Templo de Baphuon

Este tipo de escaleras son el pan de cada día en Angkor

Justo al lado se encuentra el templo hinduista de Phimeanakas, una pirámide escalonada llena de estatuas de leones y elefantes.

Templo de Phimeanakas

Templo de Phimeanakas

Justo en frente de Phimeanakas, si vamos caminando en dirección a la carretera está la Terraza de los Elefantes, llamada así por las siluetas de elefantes a modo de columna que la componen. Este lugar era desde donde los gobernantes de AngKor contemplaban los desfiles militares de sus ejércitos.

terraza de los elefantes en Angkor

Terraza de los Elefantes

terraza de los elefantes en Angkor

Detalle de los Elefantes

Si seguimos por la carretera un poco más al norte nos encontramos con uno de los sitios que a mi particularmente más me gustaron, La Terraza del Rey Leproso. Es una pequeña atalaya llena de estatuas de dioses hindúes, nagas de varias cabezas y todo tipo de bestias marinas.

Terraza del rey leproso. Angkor

Detalles de los relieves de la Terraza del Rey Leproso

En el interior de los muros que la rodean hay un pasillo que está un poco oculto, su interior también está lleno de estatuas con la mismo temática que el exterior, la verdad es que algunas tienen una apariencia un poco demoniaca.

Detrás de la Terraza del Rey Leproso esta el templo de Preah Palilay, capilla budista que prácticamente ha sido devorada por la selva.

Al otro lado de la carretera, en frente de todos estos templos de los que he hablado se encuentra una pequeña zona con puestos de comida y bebida. También hay multitud de templos aunque menos espectaculares que los del otro lado de la carretera.

Vale la pena hacerle una visita rápida al Prah Pithu, una pequeña pirámide que está en bastante mal estado de conservación y a las 12 torres de Prasat Sour Prat.

Después de comer algo me dirigí a la salida norte de Angkor Thom, tras volver a pasar por dejado de Jayavarman fui a dar con el templo de Preah Khan (templo de la Espada Sagrada).

exteriores del templo de Preah Khan

Exteriores del templo de Preah Khan

Este templo está bastante deteriorado pero es espectacular, tiene un larguísimo pasillo central lleno de estatuas de buda y pequeñas estupas. También llama la atención los restos de las raíces de un enorme árbol que prácticamente se estaba comiendo templo, está justo a la entrada. A pesar de estar un poco en ruinas, conserva muchísimos medio relieves bastante bien conservados.

Preah Khan

árbol en la entrada de Preah Khan

interior de Preah Khan

Estatua decapitada en los pasillos interiores de Preah Khan

La penúltima parada de este primer día en mi ruta por los templos de Angkor fue en el Neak Pean, un pequeño templo budista en medio de 4 piscinas a las que se accede por una pasarela de madera que cruza sobre el lago. Está bastante alejado de todo lo demás y el templo no es ninguna maravilla comparado con los otros, pero bueno, ya que estáis ahí es una pena no ir a verlo.

Pasarela entrada a Neak Pean

Pasarela entrada a Neak Pean

Neak Pean

Neak Pean

Ya eran las 5 de la tarde así que agarré la bicicleta y fui a toda velocidad a la última parada de mi ruta, el Angkor Wat, la joya de la corona.

Ankor Wat está considerada la mayor construcción religiosa del mundo, se accede por un puente sobre el foso que lo rodea. Cuando entras al recinto, uno tiene esa sensación tan gratificante de ver al fin algo que tenías tantas ganas de ver con tus propios ojos.

Angkor Wat

y ahí está, y no es la puerta de Alcalá, es ANGKOR WAT

Templo dedicado en un principio a Vishnú, nunca llegó a ser abandonado en tu totalidad como el resto de Angkor, ya que permaneció custodiado por monjes budistas.

Hay un largo paseo desde la puerta exterior hasta la entrada al templo, con unos pequeños lagos a los lados y grandes campos de cesped, donde poder descansar un rato a contemplar el lugar y sacarse las fotos de rigor.

El templo consta de tres recintos concéntricos, cada uno de mayor altura que el anterior a medida que entras. En el primero, en las esquinas hay dos pequeños templos llamados bibliotecas, aunque en realidad no se sabe muy bien cual era su función. El recinto interior está coronado por 5 torres con forma de flor de loto. Todo el templo se puede recorrer por dentro, tiene innumerables bajo relieves bastante bien conservados con escenas de batallas y dioses.

Patio interior de Angkor Wat

Patio interior

Una de las torres de Angkor Wat

Una de las torres de Angkor Wat

Angkor Wat desde lo alto

Angkor Wat desde lo alto de una de sus torres

En fin, que un par de horas se puede tirar uno dentro para recorrerlo, así que id con tiempo y sin prisas.

Y bueno, esto ha sido todo, menudo chorizaco me he marcado y eso que solo ha sido un día de mi ruta por los templos de Angkor, quedan dos ¡¡¡¡ que dios os pille confesados 😛

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

2 Comments

  1. Sin duda, los templos de Angkor son lo más espectacular que hemos nunca. Nosotros solo le deciamos 2 días (y un post) y los recorrimos en tuk tuk. Desde luego, un buen esfuerzo debía suponer recorrelos en bicicleta.

    Post a Reply
    • La verdad es que sudé la gota gorda jejeje, de hecho, el segundo día estuve a punto de mandar a paseo la bicicleta ir en tuktuk

      Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. De Siemp Riep a Battanbang, una odisea por el río. - […] de unos días visitando los templos de Angkor mi siguiente destino iba a ser la ciudad de Battanbang. Al…
  2. Ruta por los templos de AngKor, 3 días en bicicleta [Día dos] - […] un primer día agotador de ruta por los templos de Angkor, de nuevo estaba en píe a las 7…
  3. 5 ciudades que visitaría con una máquina del tiempo. - […] Angkor hoy en día es un lugar impresionante, más lo tenía que ser durante los años de gloria del…
  4. Seis experiencias viajeras inolvidables del 2014 - […] en bicicleta por el impresionante complejo de los templos de Angkor, antigua capital del imperio Jemer, fue un sueño…

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This