Disfrutar de la vida contemplativa en la Península de Railay

La Península de Railay en Tailandia es otro de esos paraísos de playa que hace de Tailandia uno de los destinos más codiciados del mundo para miles viajeros.

Es una pequeña península rodeada de playas y enormes montañas cársticas, en las que la erosión ha dibujado caprichosas formas a lo largo de millones de años. De hecho, solo se puede llegar en barco, así que uno tiene la sensación de estar en una isla. Esas mismas montañas que le dan tanto encanto bloquean la conexión de la pequeña península con el continente.

¿Cómo llegar a la Península de Railay?

Para llegar a Railay hay que contratar los servicios de un longtail boat en la ciudad de Krabi o bien en la vecina Ao Nang.

El precio desde Krabi es de 150 Baths por persona y se tarda en llegar unos 40 minutos. Para tomarlo simplemente hay que ir al paseo de la ribera del río en Krabi, al final de la calle Chaofa, en esta calle es la que están la mayoría de hostels de la ciudad.

Península de Railay: vistas desde el mirador

Vistas desde el mirador de la península de Railay, con la playa del Este en primer plano.

Lo que menos me gustó de la Península de Railay, es lo masificado que estaba cuando fui, pero es lo que tienen los paraísos, que mucha gente quiere verlos.

Los precios de los alojamientos son sensiblemente más altos que en el resto del país, si queremos hostales económicos es mejor buscarlos en la vecina Ton Sai. Desde allí se puede ir caminando hasta Railay cuando la marea está vacía.

Playa de Pranang en la Península de Railay

Playa de Pranang en la Península de Railay

Para ubicarnos aquí tenéis unas vistas de la zona de Google Earth:

Mapa de Railay

Mapa de Railay

¿Qué ver en Railay?

La península de Railay tiene tres playas principales, la playa de Railay East es a donde llegan los barcos desde Krabi.

No es una playa apta para el baño, cuando la marea está alta el mar la cubre casi por completo, además hay muchos manglares. El agua suele estar muy turbia por el vaivén de los barcos y llena de hojas de manglar.

Playa de Railay East en la península de Railay con la marea llena

Playa de Railay East en la península de Railay con la marea llena

Playa de Railay East en la península de Railay con la marea vacía

Playa de Railay East en la península de Railay con la marea vacía

Si llegáis a esa playa podéis tomar dos caminos, bien seguir de frente para atravesar el pueblo por la Walking Street e ir a la playa de Railay West. O bien ir por el paseo paralelo a la playa hacia un sendero que os lleva a la Pranang Beach. Estas dos son las mejores playas de la península. Por el camino os encontrareis con varios monos, un poco cascarrabias la verdad.

sendero hacia Pranang Beach

sendero hacia Pranang Beach

La playa de Pranang Beach es una pasada, justo a la entrada hay una cueva llena de pollas gigantes de madera, bastante curiosa, la verdad es que no te esperas ver algo así. Nadie me supo explicar cuál era su finalidad, los hombres que estaban rezando allí supongo que lo harían para que les crezca el rabo, les funciones bien o vete tú a saber. Yo por si acaso agaché la cabeza…

Pranang Beach
La playa, en forma de “V”, tiene dos enormes rocas justo enfrente a las que se puede llegar caminando cuando la marea está vacía. También en los dos extremos hay cuevas excavadas por las olas en la montaña que harán las delicias de los niños y los no tan niños.

Si os apetece una hamburguesa, yo no las probé la verdad, hay por cerca lo que podríamos denominar como “long trail hamburguer boat”, vamos, una hamburguesería flotante.

Rocas en frente de la playa de Pranang en la península de Railay

Rocas en frente de la playa de Pranang en la península de Railay

A mitad de camino de esta playa, por el sendero, está la subida al mirador y al lago. La subida no es muy dura y hay una cuerda que nos ayuda a sujetarnos. En 20 minutos se llega al mirador, desde donde se ven unas bonitas islas de la península y dos de sus playas.

Una vez arriba, tenemos la posibilidad de ir a un lago que literalmente está en el fondo de un agujero en la roca. Si os fijáis en la imagen de Google Earth que he puesto antes, es ese pequeño agüero que hay en mitad de la montaña.

La bajada al lago sí que es un poco peligrosa, hay sitios casi verticales y no hay cuerda, así que tened cuidado. Si veis que las rocas están resbaladizas yo no me la jugaría, el lago es bonito, pero no tanto como para que os arriesguéis a daros un porrazo que os arruine el viaje.

La tercera playa, West Beach, posiblemente sea la más agradable para tumbarnos a tomar el sol, darnos un refrescante baño y disfrutar de la vida contemplativa, o como decimos en mi pueblo, a tocarse los huevos.

La playa está metida en una bahía, se parece, salvando las distancias a Maya Beach, pero más abierta al mar. Aquí están la mayoría de chiringuitos, hamacas, masajes, etc.

Si os vais a la esquina sur, allí estaréis más tranquilos y hay algunos árboles que dan sombra sobre la arena, que no vienen mal si os estáis achicharrando bajo el sol.

Península de Railay: West Beach

yo, tocándome los … que diga, dedicándome a la vida contemplativa en West Beach

Península de Railay: west beach

West beach

En la roca que separa la playa del Este y la playa de Pranang (donde está el mirador) hay un par de calas escondidas, a las que se puede llegar en cayac. Son muy pequeñas y si la marea está alta puede que no haya mucho sitio, con la marea baja casi que se puede llegar caminado, puede que tengáis que nadar algún pequeño trecho.

Por último una recomendación que hago, tampoco es que esté descubriendo la pólvora la verdad, y es que con la marea llena aprovechéis para disfrutar de la playa y luego con la marea vacía, os dediquéis a explorar la costa.

Aquello es tan llano que en cuanto baja la marea se pueden bordear muchas rocas caminando donde antes había que ir nadando.

Marea vacía en Railay

Marea vacía en Railay

Bueno y esto es todo, la verdad es que es un sitio increíble, quizás un poco petado, pero en temporada baja o no tan alta tiene que ser una pasada.

Por cierto, el lugar es mundialmente famoso para practicar escalada, pero para eso tendréis que buscar información en otros sitios porque yo de escalada se tanto como mi abuela de física cuántica. Un saludo ¡¡¡¡

Railay Pranang Beach marea vacia

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This