La Caldera del Cuervo en Lanzarote

La Caldera del Cuervo es uno de esos rincones de Lanzarote donde poder vivir en primera persona sus impactantes paisajes volcánicos.

Es un sendero muy corto y fácil, ideal para disfrutar con los pequeños, eso sí, protegiéndolos bien del inclemente sol o como se dicen en Canarias del “solajero”.


Fue en los alrededores del lugar donde la tierra comenzó a escupir fuego y roca en 1730, una fecha que parece lejana desde el punto de vista de una vida humana, pero en tiempo geológico aquello ocurrió “el otro día”.

Caldera del Cuervo en Lanzarote

Caldera del Cuervo en Lanzarote

Esas erupciones cubrieron una tercera parte de la isla y han dado lugar, casi 300 años después, a uno de los parques nacionales más curiosos del mundo, Timanfaya, un infierno en la tierra.

Sendero hacia la Caldera del Cuervo

Sendero hacia la Caldera del Cuervo

Este lugar se encuentra en los límites del parque, justo después de La Geria, una de las regiones vitivinícolas más curiosas del mundo, por la forma en que se cultivan sus vides, dentro de hoyos excavados en el picón.

Caldera del Cuervo

Interior de la Caldera del Cuervo

La agreste tierra volcánica, donde aunque todo parezca negro, nos podemos encontrar una paleta de colores bastante interesante de marrones, grises e incluso verdes de algunas plantas, que, contra toda razón consiguen abrirse paso en un lugar que parece más propio de la Luna que de La Tierra.

volcan-lanzarote

Podemos dejar el coche en un pequeño aparcamiento que hay en la carretera LZ56 que va desde La Geria hasta Mancha Blanca. Justo al lado del cartel que nos indica que entramos en el municipio de Tinajo.

El camino, de picón, es muy sencillo y llano, se hace en una media hora aunque seguramente tardaremos más. El sendero es circular y sin duda su plato fuerte es poder entrar dentro del volcán, que está más de 10 metros bajo el suelo que lo rodea.

rocas-volcanicas-lanzarote

Rocas en las paredes de la caldera

Senderismo Lanzarote: Caldera del Cuervo

Senderismo Lanzarote: Caldera del Cuervo

El interior es bastante interesante, se nota que más que un volcán es una caldera, ya que parte de su estructura se ha hundido sobre sí misma.

Si tenemos suerte hasta nos podemos encontrar alguna pequeña piedra con olivino, que por cierto, está prohibido llevarse, aunque por desgracia nadie hace caso y cada vez son más difíciles de encontrar.

Pequeña piedra con Olivino

Pequeña piedra con Olivino

El camino por el que transitaremos es de picón o lapilli, no es muy recomendable ir en chanclas porque se te mete el picón y te puede hasta cortar. Los alrededores del volcán son un enorme “malpaís” salpicado de otros volcanes.

Malpaís en los alrededores de la caldera

Malpaís en los alrededores de la caldera

Un malpaís no es más que un lugar por el que han fluido diferentes coladas de lava. La lava, según se va enfriando, fluye cada vez con más dificultad. Su superficie es lo primero que se solidifica, para luego partirse en pedazos ante el empuje de los gases que escapan de la lava que sigue fluyendo debajo. El resultado es un caos de piedras de caprichosas formas por el que incluso es difícil hasta caminar.

Caldera del Cuervo

Caldera del Cuervo

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This