Excursión a la Pagoda del Perfume desde Hanoi

La Pagoda del Perfume es una de las excursiones de un día más populares para hacer desde Hanói. El minibús con destino a la Pagoda del Perfume estaba esperándome puntual en la puerta de mi hostal en Hanói a las 8 de la mañana. Cuando salí y vi que estaba vacío se confirmaron mis peores temores, era el primero en subirme.

Esto, que parece una tontería para el que no lo haya vivido, es toda una pesadilla. Porque significa que te toca ir de hotel en hotel buscando a las personas que se han apuntado a la excursión, hasta llenarlo.

Excursión a la Pagoda del Perfume

Excursión a la Pagoda del Perfume

Hora y media tardamos en recoger al resto de pasajeros y salir de la ciudad, pero uno se lo toma con filosofía. Además, en Hanói, te quedas como hipnotizado viendo el caos circulatorio en el que vive la ciudad, con sus millones de motos de un lado para otro. Es un “sálvese quien pueda”.

Excursión a la Pagoda del Perfume

Excursión a la Pagoda del Perfume

Tras una hora por la autovía CT01 llegué al embarcadero de Ben Duc. Aquí vino lo mejor del día y es el relajante paseo de una hora por el río Yen Vi en un pequeño bote de metal a remos. El paseo en barca cuesta 750.000 Dongs, y caben 6 personas. Si viajas solo o en pareja lo mejor es intentar completar una barca con la gente que esté allí esperando para repartir gastos.

Barcas de metal

Barcas de metal

Templos

Templos

El paisaje es fabuloso, rodeado de montañas kársticas de caprichosas formas y una exuberante vegetación, es parecido a Tam Coc. Los márgenes del río están llenos de cultivos de arroz. Cuando yo estuve el día estaba nublado y el arroz estaba comenzando a crecer. Con el arroz ya a punto de ser recolectado y un sol radiante tiene que ser todavía más impresionante.

Arrozales en la ribera del río Yen Vi

Arrozales en la ribera del río Yen Vi

  • Recomendaciones: llevar una botella de agua fresca, sombrero o gorra y crema solar. En días con mucho sol te puedes achicharrar en lo que tarda la barca en llegar a la Pagoda del Perfume. También es recomendable repelente de mosquitos.
pagoda del perfume

Hay pequeños templos por todas partes, algunos de ellos solo se ven desde el río

Al finalizar comimos algo en un pequeño restaurante y nos dispusimos a subir a la Montaña del Perfume. Hay dos opciones, teleférico o 4 kilómetros de escaleras cuesta arriba. Yo subí en teleférico y descendí caminando.

Teleférico para ascender a la Montaña del Perfume

Teleférico para ascender a la Montaña del Perfume

pagoda del perfume

Vistas desde el teleférico, una pena que el día estuviese tan encapotado

Que ver en la Pagoda del Perfume

La Pagoda del perfume es un conjunto de pagodas y templos budistas. Se comenzaron a construir en el siglo XVII, siendo hoy en día uno de los lugares más sagrados de Vietnam. Miles de vietnamitas acuden cada año al lugar para hacer sus plegarias. En especial durante el mes de Febrero y durante el año nuevo lunar.

Embarcadero

Embarcadero

Una vez llegas a lo alto de la Montaña del Perfume te encuentras con una intrincada red de pequeños senderos donde se suceden los templos, pagodas y pequeñas cuevas.

Entrada a la Pagoda del Perfume

Entrada a la Pagoda del Perfume

Senderos

Senderos

Pagoda Thien Tru

Posiblemente sea la más bonita de todas. Construida en el siglo XVIII por el Emperador Le Thanh Tong, su nombre significa “cocina del cielo”.

Pagoda Thien Tru

Pagoda Thien Tru

Santuario Den Trinh

Es el primero que nos encontramos nada más bajarnos de la barca. Su nombre significa literalmente “santuario de las presentaciones”. Los vietnamitas suelen quemar palos de incienso en el lugar para advertir a los dioses de su presencia.

Excursión a la Pagoda del Perfume

Excursión a la Pagoda del Perfume

Que ver en la Pagoda del Perfume

Que ver en la Pagoda del Perfume

Pagoda del Perfume

Esta ya es la Pagoda del Perfume propiamente dicha, situada en la cueva Huong Tich (Cueva del Perfume). Para entrar hay que descender por una escalera de 120 escalones. Dentro nos encontraremos varias estatuas de Buda, una campana de bronce y varias estalactitas y estalagmitas. La más grande, en el centro de la cueva, se asemeja a una cascada, pero de rocas. Otra curiosidad de la cueva es una inscripción fechada en el año 1.700 que dice literalmente: “la cueva más hermosa bajo el cielo del sureste”.

Entrada a la Pagoda del Perfume

Entrada a la Pagoda del Perfume

Pagoda del Perfume

Pagoda del Perfume

Un intenso olor a incienso lo envuelve todo. Solo con verle la expresión de la cara a los vietnamitas que hay en el interior de la cueva, te das cuenta del inmenso respeto que sienten por el lugar.

Campana

Campana

Y aquí terminó mi visita, luego vuelta abajo por las escaleras en lugar del teleférico. He de decir que la bajada fue una pequeña decepción, ya que los márgenes del sendero están plagados de tenderetes donde venden de todo. Fue un poco de agobio bajar mientras todos querían venderte algo, y además, tanto tenderete no dejaba ver casi nada del paisaje.

Tenderetes flanqueando el camino de bajada

Tenderetes flanqueando el camino de bajada

Mis conclusiones sobre la excursión a la Pagoda del Perfume

En líneas generales la excursión estuvo bien y la veo recomendable, el lugar es muy bonito y se agradece estar en la naturaleza tras unos días de ajetreo en Hanoi. Tuvo los inconvenientes de casi todas las excursiones en Vietnam, estar apretados en el autobús, la parada de rigor en una tienda donde uno no tiene la intención de comprar nada, etc. Pero en líneas generales, repito, fue satisfactoria.

Barcas por el río Yen Vi

Barcas por el río Yen Vi

Si pudiera volver atrás en el tiempo sabiendo lo que se ahora, me plantearía ir por libre y pasar una noche por la zona. Los alrededores tenían muy buena pinta y seguro que pasar un día recorriéndolos en bicicleta, tal como hice en Ninh Binh, habría mejorado notablemente la experiencia.

Author: Fernando Mesa

Viajar me pone .......... ¡¡¡ Feliz !!!. Me apasiona viajar y después de mucho tiempo leyendo blogs de otros viajeros para programar mis viajes, me he decidido a aportar mi modesto granito de arena. En Viajarmepone cuento mis experiencias vividas en primera persona y doy información que pueda servir de ayuda a otros viajeros. Puedes contactar conmigo en las redes sociales o en viajarmepone@viajarmepone.com

Share This Post On

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Share This